Otro año latiendo con el Sagrado Corazón

Tempranito, a las 9:00 de la mañana, ya estamos en pie. La transmisión es a las 10:00, pero debemos conectarnos un ratito antes para que Abel ponga en marcha su magia y comience a aprontar todo. Mientras, comienzo la búsqueda del uniforme y bajo a prepararme el desayuno, acomodo un poco el cuarto, mamá ya está conmigo y… ¡listo!, ¡estamos prontos!, ¡luz, cámara y acción!

El pasado viernes 11 de junio estuvimos celebrando un año más la devoción al Sagrado Corazón, esta vez de una manera un poquito diferente a como solemos hacerlo. No tuvimos un día de juegos en el patio, ni la chocolatada con bizcochos tan característica, sino que esta vez fue virtual. Al estar detrás de una pantalla, uno a veces cree que las cosas serán aburridas, que no se vivirán de la misma manera… nos equivocamos. El amor y la dedicación, así como el ánimo de fiesta, igual encuentran su manera de manifestarse y llegar a tocar cada uno de nuestros corazones. Las emociones exceden a la pantalla, llegan más allá y este día del Sagrado Corazón 2021 fue testigo de ello.

El gran evento se presentó mediante una transmisión por YouTube para la Provincia de América Austral, formada por los colegios de Argentina y Uruguay. Nuestros presentadores, Antonio y Gaby, le metieron toda la onda para hacernos sentir la alegría del festejo y de 10:00 a 11:00 nos estuvieron entreteniendo. Pero no fueron sólo ellos dos que hicieron a la magia del encuentro, sino que, para nuestra sorpresa, hubo un campeonato increíble llevado a cabo por los pequeños de Inicial 5, los no tan peques de 6º de Primaria y los más grandotes del último año de Secundaria. Cada colegio tenía su delegado para cada categoría, acompañado de un familiar, y cabe resaltar la puesta en escena de cada uno de ellos. Fueron juegos donde reinaron las risas y el compañerismo por un mismo objetivo, con el condimento especial de compartirlo en familia. La primera hora de celebración se nos pasó volando y, como participante, a esta altura ya el gozo era tremendo. Pero aún quedaba más.

Posteriormente, nuestra fiesta continúo con la Misa, ese momento tan importante para los Corazonistas donde celebramos en presencia de Dios. Todos somos testigos de la alegría que lleva el Espíritu Santo a nuestros corazones en ese momento, donde estamos en compañía de Cristo, en oración, escuchando la Palabra, en el sagrado momento de la eucaristía. Eucaristía que también encontró su vuelta para ser realizada online. Al término de la Misa tuvimos la cálida despedida de la transmisión, que nos dejaba con la presentación de la estampa de este año, siempre una más bella que la anterior.

Por mi parte, como alumna, el festejo en ese momento no había llegado a su fin porque tuvimos participación en más actividades del colegio y sus grupos; pero lo que puedo decir de toda la experiencia es que la sonrisa que hubo en mi rostro a lo largo de todo el día no me la quitó nadie. Mi espíritu estuvo en todo momento saltando de alegría. No hay palabras más que un enorme ¡GRACIAS! Gracias al Padre Coindre y al Hermano Policarpo por haberse dedicado a lo que hoy es una parte de mi vida, por dejarnos este legado. Gracias a los referentes que están en todos los detalles siempre buscando nuevas maneras de lograr algo tan lindo. Y, sobre todas las cosas, gracias a Dios por tocar nuestros corazones y hacernos Corazonistas.

 

Alumna de Montevideo, Uruguay.

Recent Posts

Dejar un comentario

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search