Mensaje de Adviento del Superior General

La Regla de vida nos dice que las grandes distancias que nos separan no deben debilitar nuestros vínculos de afecto y solidaridad: «Por su espíritu fraterno, los hermanos sostienen a los que están aislados o agobiados por su trabajo. Se muestran cercanos a los hermanos alejados…» (Rdv 36). A medida que se acerca un periodo festivo marcado por la restricción a viajar y reunirse, muchos de nosotros experimentaremos el aislamiento, separados de nuestros hermanos, amigos y familias. Como el hermano Policarpo, que escribía tan a menudo a sus hermanos de América, permanezcamos cercanos los unos de los otros por encima de los kilómetros, siempre unidos en el Corazón de Jesús, nuestro hermano.

Ametur Cor Jesu!

Vuestro hermano,

Mark

 

Recent Posts
Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search