Encuentro de Pastoral Vocacional de Conferencia de América Latina y España (CALE)

Desde hace varios años circulaba entre nosotros un anhelo de volver a presentar la pastoral vocacional como una prioridad para el Instituto, sobre todo porque creemos que el Señor es el dueño de la mies y sigue llamando; porque fuimos invitados, respondimos y hoy somos testigos de la alegría que nos viene de Él. Contando con la comunidad fraterna queremos invitar a otros jóvenes a que experimenten y descubran su vocación, aquella de “ser amigos y no siervos” (cf. Jn 15, 13) de Dios (Sínodo de los Obispos 2018: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” Nº 78).

También en los dos últimos encuentros de formación para Hermanos jóvenes de la Conferencia venía fuertemente el deseo de alentar la pastoral juvenil y vocacional en nuestras entidades. Me alegro que los provinciales y delegado de nuestra Conferencia (CALE) hayan escuchado la voz de nuestros Hermanos y que hayan organizado este Encuentro en torno a la pastoral vocacional, los días 14 a 17 de enero en Temperley. Estuvimos quince Hermanos participando: provinciales, delegado, Hermanos implicados en la pastoral juvenil y vocacional y consejo general.

Desde el primer día fue evidente el interés de todos por promover la pastoral juvenil y vocacional en nuestros centros. Claramente existe en nuestras entidades un material extraordinario para trabajar el tema. También cada entidad tiene su aporte peculiar: para una es la sistematicidad del acompañamiento personal; para otra el trabajo pastoral conjuntamente con la iglesia local; otra, tiene un proyecto orgánico de pastoral; otra entidad, es su capacidad de estructurar y reflexionar con los seglares sobre este tema; y en fin, para otra, es la cercanía a la gente en contextos de mayor pobreza material. ¡Demos gracias a Dios!

Las reflexiones de los siguientes días nos permitieron establecer prioridades para la cultura vocacional: Necesitamos el testimonio de todos los Hermanos, cada uno desde su experiencia de Dios, para que la pastoral vocacional sea creíble. Necesitamos comunidades acogedoras que permitan la experiencia de la fraternidad. Precisamos acompañar a los jóvenes en su proceso vocacional, etc. La CALE les propone un paso más: la creación de una comisión de promoción vocacional de la Conferencia (CPV), integrada por un hermano de cada entidad. Una comisión que apoye a la pastoral vocacional de cada entidad, que nos motive a todos y que tenga como líneas de acción.

  1. Promover la CULTURA VOCACIONAL en nuestras comunidades religiosas y educativas.
  2. Promover el ACOMPAÑAMIENTO PERSONAL de los jóvenes, en vistas a su decisión vocacional libre.
  3. Promover que LOS HERMANOS CULTIVEN SU VOCACIÓN, en colaboración con los responsables de las entidades.
  4. Promover la FORMACIÓN DE AGENTES DE PASTORAL VOCACIONAL, hermanos y laicos.

Me queda agradecer a los Hermanos por hacer realidad este sueño de los Hermanos jóvenes y del Capítulo general. La pastoral vocacional nos involucra a todos, sea en su animación, participación y/u oración. ¡Es anunciar el Evangelio de la llamada! ¡Es la invitación de Jesús a vivir cada día la experiencia del encuentro con Él! Apoyemos esta iniciativa de la CALE, de nuestros Hermanos jóvenes, y sostengamos a los miembros de la comisión de pastoral vocacional de la Conferencia que nos pedirán servicios.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search