LOS SUPERIORES GENERALES DEL INSTITUTO – PARTE I (1859 a 1952)

Cuando se estudia la historia de los países se estudia generalmente a sus reyes o presidentes, cuando se relata la historia de una empresa los diferentes directores son los que marcan las etapas, al hablar de la historia de la Iglesia se especifica quién era el Papa en ese momento… lo mismo sucede con la historia de nuestro Instituto y sus Superiores Generales.

 

Evidentemente un Superior General, por muy lúcido y trabajador que sea, no puede hacer nada solo. En primer lugar porque Dios nos ha creado para vivir en comunidad y trabajar juntos, en segundo lugar porque nuestra vocación de hermanos tiene un componente esencial en la escucha del otro y en tercer lugar porque por razones prácticas siempre es necesario consultar y delegar.

 

Sin embargo, sin desmerecer a nadie, es necesario referirnos especialmente a cada uno de los Superiores Generales, a sus orientaciones y a su legado, para comprender un poco mejor la historia del Instituto de los Hermanos del Sagrado Corazón.

 

Con seguridad los más conocidos son el primero, Padre Andrés Coindre, y el tercero, Venerable Hermano Policarpo. Entre ambos se encuentra el segundo Superior General: el Padre Francisco Vicente Coindre, hermano del Fundador. Sobre los tres, junto con otras personas importantes en el origen de la congregación, ya publicamos recientemente un artículo: “Quién es quién en nuestra fundación”: https://webcorjesu.org/2017/08/14/quien-es-quien-en-nuestra-fundacion/

 

Vamos ahora a presentar a los demás Superiores Generales, es decir a aquellos que guiaron el Instituto desde 1859 (tras la muerte del Hermano Policarpo) hasta nuestros días. Vamos a hacerlo en dos publicaciones diferentes para que sea más ameno.

 

Ser Hermano del Sagrado Corazón supone el desafío de encarnar el carisma que Dios nos ha regalado, en distintos momentos y culturas. Esa es la principal historia que leerás en las siguientes líneas:

4º SUPERIOR GENERAL: HERMANO ADRIEN (1859-1887)

  • Revisa en profundidad la Regla del Hermano Policarpo para adaptarla al apostolado de los hermanos en la escuela del mundo rural.
  • Completa las Constituciones que había dejado incompletas el hermano Policarpo.
  • Comienza en Francia la “guerra escolar” (del Estado contra la influencia de la Iglesia).
  • Compone la letra del canto que el Hermano Norberto llamó “Himno Nacional del Instituto”.
  • Envía a América cerca de noventa hermanos. Extiende el Instituto de EEUU a Canadá.
  • Funda 83 nuevas casas. En 1875 hay 900 hermanos y 154 casas.

5º SUPERIOR GENERAL: HERMANO NORBERT (1887-1900)

  • Da gran importancia a la pastoral vocacional y a la formación de los hermanos.
  • El 16 de mayo de 1891 la Santa Sede concede un “decreto laudatorio” al Instituto.
  • El 22 de julio de 1894 obtenemos la aprobación pontificia de nuestro Instituto.
  • Expulsados ya de las escuelas públicas de Francia, hay muchas dificultades por parte del gobierno para la presencia de los Hermanos en la Escuela.
  • El número de hermanos crece hasta mil, pero se ven obligados a cerrar 21 escuelas.
  • En el capítulo de 1900 algunos piden que presente su dimisión ya que su mandato era vitalicio. Para evitar problemas de división presenta su carta de dimisión.

6º SUPERIOR GENERAL: HERMANO PAULUS (1900-1906)

  • Preocupado por la formación abre nuevos noviciados en Francia.
  • Preparando una posible expulsión se abren casas en Bélgica, Italia y España.
  • Se divide la Provincia americana en EEUU y Canadá.
  • El 26 de junio de 1903 la Cámara de diputados de Francia decreta la disolución de 85 comunidades de Hermanos dedicados a la enseñanza. Se celebran los últimos Retiros de los Hermanos. Se comienza a usar el traje seglar. Los bienes y propiedades son confiscados. Los hermanos comienzan a salir hacia el extranjero, algunos quedaron clandestinamente en Francia por medio de falsas secularizaciones. Un grupo numeroso abandonó el Instituto.
  • De 1900 a 1906 el número de novicios disminuyó de 147 a 51; el de profesos de 932 a 726.
  • El superior general cae en depresión profunda, presenta la dimisión y abandona el Instituto en 1906.

7º SUPERIOR GENERAL: HERMANO ALBERIC (1906-1925)

  • Le toca volver a poner a funcionar una Congregación rota y desorientada después de la expulsión de Francia.
  • Se preocupa por la formación y la búsqueda de vocaciones.
  • Empieza a publicar el Anuario del Instituto, publicación que todavía sigue existiendo.
  • Busca una casa para la Administración General. El lugar elegido es España, en la localidad de Rentería, muy cercana a la frontera francesa.
  • Funda el “noviciado mayor” para la formación permanente de los hermanos: el primer grupo en 1924 es de 9 hermanos y se realiza en Bélgica. Luego se traslada a Rentería (España).

8º SUPERIOR GENERAL: HERMANO URCIZE (1925-1937)

  • En 1929 pone en marcha la causa de beatificación del hermano Policarpo. El hermano Teodoro y sus formandos de España influyen en esta decisión.
  • Aprobación definitiva de las constituciones en 1927, que convierte a nuestra asociación en un Instituto de derecho pontificio a todos los efectos.
  • Nuevo y lanzamiento misionero (desde 1927): Uruguay, Madagascar, Argentina, Sudán, Uganda, Siria.
  • Establecimiento definitivo del Instituto en Italia.
  • La Congregación pasó de 1125 profesos a 1534.

9º SUPERIOR GENERAL: HERMANO ALBERTINUS (1937-1952)

  • Da gran importancia a las charlas en las visitas y en los Ejercicios espirituales.
  • Escribe numerosas cartas circulares.
  • La Casa General se traslada a Roma en 1951.
  • Nuevas presencia misioneras: Basotulandia (Lesotho), 1937; Haití, 1943; Chile, 1945; Brasil, 1945; Sudán, 1947; Kenya, 1948.
  • El Instituto recupera su presencia en Francia y progresa espectacularmente en Canadá.
  • Al terminar su mandato, en 1952, los Novicios son 195 y los Profesos, 2623. En Canadá llegó a haber 1770 hermanos.
Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search