Andrés Coindre y la Educación III: Los niños

Este tercer texto que presentamos del Padre Andrés Coindre y la educación está referido específicamente a los niños. Después del mismo encontrarán algunos comentarios para su mejor comprensión.

LOS NIÑOS

 

“No son más que niños. Son niños, sí, niños; pero que han tenido bastante inteligencia para aprender y hablar en menos tiempo y con mayor exactitud su propia lengua que los mismísimos sabios para aprender y hablar las lenguas muertas a pesar del trabajo más tenaz y de las más maduras reflexiones; niños que, a pesar de esa multitud infinita de sonidos confusos que golpearon al principio sus oídos, no necesitaron más que algunos signos para discernir el sentido de cada palabra y aplicarlos a los objetos cuya imagen representan.

 

Son niños, sí, niños cuyo cerebro, lleno de una sustancia blanda, recibe más fácil y más profundamente todas las impresiones que se le dan; niños cuya curiosidad, tanto más activa cuanto mayor es su ignorancia, se da cuenta de todo, lo observa todo, adivina incluso las cosas a medio expresar. Juzgadlo por vosotros mismos y reconoceréis que mientras vuestros imprudentes padres, creyéndoos ocupados en juegos infantiles, se comunicaban malas cosas, vosotros disimulabais más aún con una distracción más aparente y os regocijabais en secreto de poder prestarles oído atento sin levantar ante ellos la menor sospecha.”

 

[Manuscrito 66]

 

 

Se trata de un texto breve, compuesto solamente por dos párrafos, en el que nuestro Fundador combate la expresión “no son más que niños” que se utilizaba y se utiliza aún como pretexto para no medir nuestros comentarios imprudentes frente a ellos.

 

Señala cómo, a pesar de sus escasos años, los niños tienen una gran capacidad de aprendizaje y comprensión, avivada por la curiosidad. Pero esto mismo, que en sí es una virtud, debe llevar a los padres a ser vigilantes y cuidadosos de lo ellos puedan escuchar, que no siempre es conveniente a su edad. Como prueba de lo que afirma invita a los padres a recordar su propia experiencia infantil.

 

Como padres, ¿tenemos cuidado de lo que hablamos en familia delante de los niños?, ¿tenemos cuidado de las frases y comentarios que decimos sobre otras personas delante de nuestros hijos?, ¿cuidamos lo que vemos en la televisión cuando estamos todos juntos?

 

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search