Andrés Coindre y la Educación II: La juventud

Presentamos el segundo fragmento de las obras oratorias de nuestro Fundador, dedicado especialmente a la educación. En este caso se trata en específico de la situación de la juventud.

 

Comienza con una afirmación de la sabiduría popular, que en otras palabras podríamos decir: Es necesario sembrar en la juventud lo que queramos para la vida posterior.

 

En ese sentido para Andrés Coindre es esencial, como expresa en el primer párrafo, que se permita a los jóvenes conocer a Dios, así como los efectos de su presencia o ausencia en el propio corazón.

 

En un segundo párrafo se explaya sobre lo que sucedería si los padres realmente realizaran una transmisión de la fe como la que propone al principio: se contaría con una juventud cristiana tan convencida y entregada como la de los primeros siglos.

 

Pero por el contrario, como concluye en el párrafo final, encuentra en la juventud profundos signos de descristianización y falta de respeto por todo lo religioso. Podemos concluir, entonces, que no se ha realizado adecuadamente la transmisión de la fe de padres a hijos.

 

Fue en parte este diagnóstico sobre la juventud abandonada y descristianizada, lo que le llevó a fundar sus obras y congregaciones religiosas al servicio de la educación cristiana de la juventud.

LA JUVENTUD

 

“La vejez no encuentra lo que la juventud no amasó.

 

Que le pinten [a la juventud] con los más vivos colores la majestad infinita del Ser primero: su mirada penetrante que descubre todos los secretos de los corazones, su mano formidable a la que nada puede escapar, la severidad de sus juicios eternos; [que le pinten] la repelente fealdad del pecado, que es el único gran mal de este mundo, la amable belleza de la inocencia y de la virtud, cuyos encantos regocijan a los ángeles y hacen que el hombre se les parezca.

 

Y además sus jóvenes corazones, que ignoran aún el arrebato y la seducción de las pasiones, estando bajo vuestras manos como una cera blanda que acepta todas las formas y figuras, se mostrarían dóciles a la santidad de vuestros ejemplos; y así, habituados desde muy pronto a los sentimientos de la fe más viva, del respeto más profundo por la divinidad, de la estima más elevada por los bienes futuros, haríais de ellos una generación de santos y elegidos. [Los] veríais, a semejanza de los siete hermanos Macabeos, estar dispuestos a derramar hasta la última gota de su sangre por la religión de sus padres, dóciles hasta la muerte a la voz de la más heroica de las madres, que les [mostraría] los cielos. Los veríais tan religiosos como esa juventud cristiana de los primeros siglos, que tantas veces se mostró digna de sus padres y cuyo gozo era compartir la suerte de los ancianos volando con ellos al martirio. En fin, sin remontarnos a ejemplos tan antiguos, hallaríamos Bernardos, porque […], Ildefonsos, San Luises, porque habría Blancas [de Castilla] que les repetirían: «Hijo mío, […]».

 

Pero, por el contrario, ¿qué vemos hoy? Una juventud incrédula que se monta ya sus propios sistemas, que proclama máximas anticristianas incluso antes de haber estudiado los primeros elementos del cristianismo; una juventud orgullosa y cortante que se erige en doctores [más instruidos] que los Padres de la Iglesia y en reformadores de las prácticas que el propio Jesucristo nos dejó; una juventud impía y blasfema que considera el Evangelio como una fábula, la piedad [como] una superstición, el infierno [como] el espantapájaros de las almas tímidas, la religión [como] un yugo que hay que sacudirse gloriosamente; una juventud insultante y rebelde que trata de simpleza la virtud de una madre que le [recomienda] las prácticas más esenciales del culto, que se cree en una edad en la que se está por encima de toda lección y que es el árbitro independiente de sus destinos eternos, como si existiese una edad en la vida humana en la que el espíritu y el corazón del hombre no tuviesen nunca más necesidad de consejo y pudieran sustraerse a esta docilidad filial.”

 

[Manuscrito 65]

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search