Proyecto de voluntariado de las Escuelas Corazonistas (Estados Unidos)

Durante los últimos cinco años, los estudiantes de nuestras escuelas presentes a lo largo de los Estados Unidos se han reunido como voluntarios en al menos un lugar de EE.UU. Anteriormente, estos proyectos incluían voluntariados a lo largo de la costa del golfo de Mississippi y trabajos con Habitat for humanity en la Parroquia St Bernard de Los Ángeles. El tercer viaje anual del proyecto de voluntariado de la Provincia de los Estados Unidos fue organizado por el Bishop Guertin High School de Nasua (New Hampshire), del 19 al 25 de junio, en el Cooper Cannon Camp. El motor de este exitoso viaje fueron los esfuerzos de Mollie Kerrigan, Ken Calabria y Jen Munz del Bishop Guertin High School, en colaboración con Catholic Charities de Littleton y el programa Hand in Hand de New Hampshire, un campamento gratuito para los estudiantes de secundaria que califican para almuerzos gratuitos o a precio reducido durante el año.

Las reuniones comenzaron a comienzos del otoño para facilitar el alojamiento, transporte y comidas de 46 estudiantes voluntarios y 13 supervisores. Estos incluyeron al Hermano Bernie Couvillion de St. Stanislaus y al hermano Mike Migacz, director de vocaciones de los Hermanos, junto con Scott Losavio y Fiona Conroy (Catholic High), Adele Ellis (de St. Joseph); Tom y Margaret Baier (Brother Martin) y del Bishop Guertin High School: Mollie Kerrigan, Jen Munz, Jason Strniste, Tina Fussell, Corey Genest, Chip Cravack y Julie Parolin. Hubo además visitantes especiales del Colegio que caminaron dos horas para dar la bienvenida y agradecer a los participantes: los Hermanos Larry Beaunoyer, Ralph Lebel y Daniel Gurall, Brenda Poznanski, Robert Pinsonneault, Ed Auclair y Robert Hawking.

A través de los esfuerzos combinados de las escuelas corazonistas (Brother Martin High School de Los Ángeles, St. Joseph High School de New Jersey, Catholic High School de Los Ángeles, St. Stanislaus College de Mississippi y Bishop Guertin High School), se dividió al grupo en cuatro sitios: dos en Littleton (realizó la pintura exterior y el trabajo en el patio), en Dalton (realizó trabajos en el patio, pintura interior e instalación de un piso laminado) y en Bethlehem (pintura exterior). Además, se mezclaron las escuelas para promover la camaradería. Quienes se beneficiaron con los trabajos estaban muy agradecidos a los estudiantes y remarcaron lo rápido , eficiente y alegre de la forma de trabajo: cantando y bailando felices mientras trabajaban cada día bajo el sol.

Con una organización meticulosa, el grupo comió todas las veces en el campamento. Además, cada escuela fue responsable de la oración que daba comienzo a cada día. Algunas comidas fueron preparadas por las escuelas, otras por Catholic Charities, que preparó una cena de barbacoa y helados de bienvenida y de cierre. Hubo una ocasión especial en la cual los estudiantes pudieron comer en el comedor de Littleton con algunos platos locales, ¡lo cual fue un verdadero lujo! Cada noche, luego de la cena, había un evento grupal; los estudiantes disfrutaban de las fogatas, los atardeceres sobre el lago Echo (Bald Knob) para la oración, una caminata a Flume, una excursión al río para nadar, jugar juegos de campamento. Además, fueron a Chutters: ¡una famosa tienda de dulces con el mostrador de caramelos más largo!

El viernes a la tarde, a las 18.30, después de una larga semana, el grupo se reunió para la misa en Nuestra Señora de las Nieves en Franconia, celebrada por el fray Ray Ball (el capellán también conocido como el Padre DJ), de la Organización Católica de Jóvenes (CYO). Con unas pocas fallas menores y muchas risas, los estudiantes y supervisores estaban contentos con su experiencia de dar a los demás, además de la posibilidad de hacer amigos a lo largo de todo el camino. Algunos incluso están planificando para ir al 4º Viaje Anual de Voluntarios de la Provincia de Estados Unidos, con la posibilidad de ser recibidos en Houma y Thibodaux, Los Ángeles, por las escuelas corazonistas Vanderbilt y E. D. White.

La Provincia de Estados Unidos está muy agradecida a todos aquellos que se tomaron el tiempo en sus vacaciones de verano, tanto adultos como estudiantes, para hacer una diferencia en la vida de quienes los rodean. Es un gran ejemplo del carisma de todo el trabajo pastoral en acción, que llega a otros respondiendo sus necesidades, de forma práctica y personal. Además, continuó construyendo lazos entre nuestros estudiantes a lo largo de la Provincia. ¡Gracias a todos los participantes!

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search