EFEMÉRIDES DE JULIO

22 de julio de 1822: Ordenación sacerdotal del Padre Francisco Vicente Coindre.

Francisco Vicente Coindre, de 23 años, hermano menor de nuestro Fundador y futuro segundo Superior General del Instituto, recibió la ordenación sacerdotal de las manos del obispo de Mende («con exención de edad») en la Catedral Primacial de San Juan en Lyon.

El P. André Coindre tuvo la alegría de asistir a la ordenación sacerdotal de su hermano. A partir de ese momento actuó como capellán de los hermanos del Pío Socorro en Lyon.

 

22 de julio de 1894: Reconocimiento como Instituto de Derecho Pontificio.

Después de un largo proceso fuimos reconocidos oficial y definitivamente por la Santa Sede como un Instituto internacional en la Iglesia universal. Así comenzaba el decreto:

“Entre las pías Asociaciones fundadas para contrarrestar, con la ayuda de Dios, los ataques de los impíos que, en nuestros días, tienden a que­brantar la Autoridad de la Iglesia en la edu­ca­­ción cristiana y civil, conviene, con razón, men­­cionar el Instituto de varones, todos laicos, cuyo nombre es Congregación de Hermanos del Sagrado Corazón.

Esta pía Asociación de Hermanos fue fundada en Francia en el año 1821 por el muy piadoso sacerdote Andrés Coindre, de la diócesis de Lyón.

Además de su propia santificación, el fin que persiguen con verdadero celo es educar en el espíritu de entendimiento y de piedad, ajustándose al carácter de cada uno así como a las necesidades de los lugares y tiempos, a los niños y jóvenes que reúnen en sus diversos centros”.

 

26 de julio de 1813El Padre Andrés Coindre es nombrado coadjutor de la parroquia Nuestra Señora de Bourg-en-Bresse.

Este fue el primer “destino pastoral” de nuestro Fundador tras su ordenación sacerdotal. El Padre Bochard, vicario general del Cardenal Fesch, había sido antiguamente párroco de la ciudad de Bourg-en– Bresse y también había desempeñado durante algunos meses las funciones de superior del seminario mayor. De este modo conocía bien al joven Andrés Coindre y la ciudad a la que lo enviaba en calidad de primer coadjutor (ayudante) del párroco, función que cumplió hasta 1815.

Se observa en los registros parroquiales que André Coindre administró muchos bautismos: 320 en 2 años y 8 meses (10 por mes), que presidió numerosos entierros de niños y de jóvenes: es todo un testimonio de la pobreza, de la enfermedad y de la mortalidad infantil de aquella época.

 

31 de julio de 1818: Fundación de la “Congregación de las Religiosas de los Sagrados Corazones de Jesús y de Mar

Dos años antes, el 31 de julio de 1816, en la fiesta de San Ignacio, el Padre Andrés Coindre funda con Claudine Thévenet la Asociación de la Piadosa Unión del Sagrado Corazón de Jesús; un grupo de mujeres comprometidas con la caridad cristiana hacia los más necesitados,

Con motivo de la conmemoración del segundo aniversario de la Asociación el Padre Coindre celebró la misa en la Capilla de los Retiros de la Parroquia de San Bruno (Lyon), la presidenta leyó la memoria anual y se terminó con el desayuno de las veintidós reunidas.

Pero por la tarde el Padre Coindre presidió una segunda reunión en la que el grupo era menos numeroso que el de la mañana: estaba formado por siete asociadas y cinco amigas de Claudina. El Padre Andrés les dijo: «Para cumplir los designios de Dios sobre vuestra Asociación del Sagrado Corazón de Jesús, es preciso que, sin dudas ni dilaciones, os reunáis en comunidad». Sin darles tiempo a comentarios, empezó a exponerles las líneas generales del proyecto. Cuando terminó de hablar añadió: «Dios ha ido preparando los caminos y ha señalado a Claudina Thevenet para llevar adelante la empresa.» Ante estas palabras, perdiendo momentáneamente la serenidad, Claudina cayó de rodillas y pareció abrumada, pero el Padre le dijo con resolución: «¡El Cielo la ha elegido; responda con fidelidad al llamamiento divino!»

 

Fecha desconocida de 1817: Andrés Coindre funda su primera providencia de varones

“Herido su corazón ante el gran abandono en que crecían los niños y los jóvenes de Lyon; contemplando con profundo dolor que esos jóvenes, apenas llegados al umbral de la vida, se convertían en tristes víctimas de la corrupción, el P. Coindre decidió poner al abrigo del mal al mayor número posible de adolescentes. ¿Qué motivos le impulsaron a fundar una providencia donde recogía a los desheredados de la fortuna y abandonados por la sociedadFueron los que expuso a sus primeros colaboradores y que enunciamos aquí: sacarlos de la ignorancia, proporcionarles el conocimienty el amor a la religión, inspirarles el gusto por el trabajo y enseñarles uoficipara que pudieran ganar decorosamente el sustento diario.

Hasta 1817 le fue imposible realizar su proyecto. Al principio fueron quince, los niños que albergó en las celdas de los Cartujos, a lentrada de la iglesiaPusa su disposición aparatopara tejer y ovillar la seda y los encomendó a la dirección y control de encargados capaces de formarlos ymantenerlos en el cumplimiento del deber”.

(Biografía del Padre Andrés Coindre, Hermanos Eugène y Daniel, 1888, pp 51-52).

Recent Posts

Dejar un comentario

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search