Sesión Internacional en Roma 2018

Durante muchos años la Reunión Internacional en Roma (SIR) estuvo enfocada en la formación de Hermanos para la preparación de la profesión final.  Después de todo un año de experiencias de formación suministradas por sus provincias, estamos felices de poseer un sentido más amplio de nuestra vida religiosa, así como de conocer especialmente los amplios límites de nuestro Instituto en el mundo.

 

El Director de Programa es el Hermano Romeo Bonsaint y está asistido por los Hermanos Nelson Dionne y Jean Émile Rakotoarivony (Madagascar).  Su rol en la planificación diaria, así como la experiencia des estos meses a Roma es inestimable.

 

Algunos testimonios de los participantes de 2018:

 

Hermano Henry Rolland Patrick Ramarokoto, 28 años (Madagascar)

 

Estamos casi al fin de nuestra peregrinación acá en Roma, quisiera decirles que hemos vivido una muy bella experiencia durante estos dos meses y medio; nuestra preparación para el voto perpetuo llega a su fin el 17 de abril próximo.  Las diversas sesiones presentadas:

 

-Introducción a la comunicación (H. Serge Toupin)

-Mi vocación/llamado/identidad espiritual (H.John y H. Romeo Bonsaint)

-El desarrollo personal en la vida religiosa (H. Ricardo Calori)

-Afectividad y soledad (H. Junior Pierre & H. Joseph Kibambe)

-André Coindre y nuestros predecesores (H. René Sactorum)

-André Coindre y nuestros predecesores (H. Jesús Ortigosa)

-Regla de Vida (H. Bernard Couvillion)

-Los Votos (H. Nelson Dionne)

-La gestión de fondos (H. Omar)

-Afectividad y desarrollo psicosexual (H. Daniel St. Jacques)

-El programa de leadeship Coindre H. Raymond Hetu- Sr. McCann)

-La fidelidad profética (H.José Ignacio Carmona)

-La pedagogía de la Confianza (H. Louis Bellemare)

 

Además de la sesión hemos vivido también una vida de oración (personal y comunitaria), la liturgia eucarística magnífica.  Relaciones interpersonales con los miembros de la casa general. Relaciones interpersonales entre los diversos grupos lingüísticos.  Hemos visto presentaciones de las provincias del Instituto muy beneficiosas y enriquecedoras. Otras presentaciones: “Roma antigua y cristiana” que jamás había visto, ni experimentado.  Visitas organizadas en la ciudad de Roma extraordinarias: Catacumbas, etc.

 

  1. Jean Baptiste Rabenaivo, 30 años (Madagascar)

 

Es una gran alegría para mí compartir con ustedes un poco mi punto de vista en lo que concierne al programa de la sesión que hemos emprendido aquí en Roma.  En principio, puedo decir con toda sinceridad que el programa está bien estructurado y detallado.

 

A continuación, aparecen más abajo algunos puntos como experiencia que he constatado de acuerdo a mi forma y manera de ver.  En efecto, la sesión me ha ayudado a entender mejor y a conocer la importancia de la comunicación y de la escucha en la vida religiosa, en comunidad, en apostolado.

 

El fruto de la sesión sobre la madurez espiritual fortifica mi relación con Dios y también con mi prójimo.  El intercambio sobre la sesión del desarrollo personal me da la chance de hacer la revisión de mi vida entera y la fuente de mi vocación y sobre todo me permite equilibrar mi vida religiosa.  Efectivamente, la sesión toca mi vida interior y me ha ayudado a hacer crecer poco a poco mi vida espiritual y humana. La sesión me ha ayudado a tener un espíritu de apertura y florecimiento.

 

  1. Roger Nouwe Simtouin,  33 años (Mali)

 

Les aseguro que la sesión de Roma es un momento único porque es una ocasión de redescubrir nuevamente la vocación religiosa que nos ha conducido a la consagración.  Por mi parte, más allá del reencuentro con los hermanos de otras provincias, la sesión es un tiempo que me ha permitido revisar mis motivaciones. Las diferentes sesiones eran continuamente productivas.     Ahora creo que soy un embajador de André Coindre porque es aquí únicamente donde yo realmente aprendí cosas positivas sobre el fundador.

 

  1. Eric Tienou, 33 años (Mali)

 

Encuentro el programa muy bien diseñado, que pone el acento en la formación humana y espiritual.  Esta formación me permite leer los acontecimientos de mi historia personal como palabra que Dios me ha dirigido a lo largo de toda mi vida.  Es una ocasión para mí de hacer un examen de mi vocación, de mi fidelidad en la vida religiosa. Estoy viendo cómo Dios me ha mostrado su amor a lo largo de mi vida, los momentos que he sentido ese amor de manera especial, y lo que Él me ha pedido.  A través de esta formación descubro también que nuestra vida es una peregrinación hacia el Cristo y que ella es sobre todo dinámica. Pero lo esencial es el Amor de Dios y de nuestro prójimo.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contacto

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search