Nuestra obra misionera en Mozambique

 In Sin categorizar

Desde el año 2011, cumpliendo con la petición del Capítulo general de 2006, los Hermanos del Sagrado Corazón nos hemos hecho cargo de una Misión en el centro de Mozambique, en la localidad de Amatongas.

 

Esta misión, auspiciada y sostenida por el Consejo general, cuenta actualmente con la presencia de cuatro hermanos: el H. Lucas, canadiense de la provincia de Brasil, es el director de la Escuela de Secundaria; el H. Marcio, brasileño, es el responsable del hogar para niños (internado); el H. Chris, estadounidense, es el responsable de la gestión administrativa y recursos; y el H. Kit, de Zimbabwe, coordina los trabajos agrícolas y de la granja.

 

La Misión está establecida en los locales de una antigua misión franciscana que se cerró como consecuencia de la guerra civil que asoló el país entre 1975 y 1992. En este periodo todas las instalaciones pasaron por diferentes ocupaciones quedando muy degradadas.

 

A finales del siglo XX el estado empieza a devolver a la Iglesia sus antiguas propiedades y de esta manera los locales de la antigua misión franciscana retornan a la diócesis de Chimoio. A este punto el obispo, Dom Francisco, empieza la tarea de buscar una Congregación que se haga cargo de los mismos para crear una obra educativa. Aquí es cuando aparecemos los Hermanos del Sagrado Corazón.

 

Desde su llegada los hermanos han intentado crear una estructura educativa y de promoción para la población de la zona. El Distrito de Manica, al que pertenece Amatongas, tiene una población de unos 200.000 habitantes y la localidad de Amatongas unos 6.000.

Actualmente en el entorno de la misión se desarrollan las siguientes obras:

  • Iglesia parroquial: Es el centro de la vida eclesial de la localidad. Está dirigida por el clero diocesano. Además de la misa dominical es también el centro de la catequesis y de numerosos encuentros eclesiales.

 

  • Escuela Secundaria de Amatongas: Está dirigida por los Hermanos. Es la continuación de la escuela Primaria que está en el poblado. Escolariza alumnos desde 7º hasta 12º. En ella estudian unos 1.200 alumnos en turno de mañana y tarde. A partir de este curso se está evolucionando para que pase de ser una escuela comunitaria (escuela homologada con una escuela pública) a una escuela privada. El motivo es la alta politización del profesorado que impide dar una identidad “Corazonista” a la escuela.

 

  • Hogar San Quisito: Es el internado en el que viven 180 alumnos. De estos, 60 son alumnos huérfanos que de otra manera no podrían tener acceso a una educación de calidad. Al inicio de este curso se ha abierto una sección separada en el que residen 20 chicas.

En lo relativo a la organización material la economía es de subsistencia por lo que la Misión tiene que producir todo lo necesario para poder subsistir. Para ello cuenta con:

  • Campos (machambas) donde se cultiva maíz, base de la dieta diaria de los internos, tomates, berzas, alubias.

 

  • Una granja de cerdos que se utilizan como complemento nutricional proteico. El nuestro es uno de los pocos internados en el que se ofrece algo de carne, pollo y cerdo, en la dieta de los residentes.

 

  • Una granja de vacas para la producción de leche que se dedica a la venta para tener recursos monetarios.

 

  • Una panadería para la producción del pan de harina de trigo que se consume en la Misión.

 

  • Una tienda dónde se venden productos de primera necesidad tanto a los internos como a la población de la zona.

 

  • Un molino en el que se muele tanto el maíz destinado a la alimentación de los residentes como el de la población.

 

  • La misión dispone de varios pozos y depósitos que le permiten tener abundancia de agua corriente, siempre que no falte la electricidad. La población de la zona no tiene este privilegio y tienen que utilizar pozos comunitarios con bombas manuales de palanca.

Esta obra misionera, hermosa y desafiante, es un gesto de solidaridad profética del Instituto como tal y de cada Provincia religiosa que apoya con hermanos la obra. También es un motor para fortalecer el espíritu solidario y misionero de los jóvenes de diferentes partes del mundo. Próximamente publicaremos algunos testimonios de jóvenes voluntarios de España.

Recommended Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search